Recent Posts

miércoles, 9 de febrero de 2011

Humor negro, humor de parado



Normalmente suelo desayunar todos los días viendo las noticias, y siempre lo mismo, que ha subido el desempleo, corrupción de políticos, más parados, más trapos sucios y más corrupción, se habla de cantidades astronómicas como si fuese la cosa más normal del mundo, por otro lado huelgas, servicios mínimos, protestas por todo, ¿a dónde vamos a llegar?. Cuando me quedé parado gastaba la broma de que estaba en paro biológico, el problema es que el paro biológico se hace para que se recuperen las especies, en mi caso se han olvidado de mí y más que recuperarme mi deterioro es cada vez mayor, es por esto por lo que estoy pensado en ponerme en huelga, huelga de brazos caídos, y manos caídas y hasta la cabeza se me va a caer, también puedo hacer huelga a la japonesa, es decir trabajar el doble, aunque el doble de nada es nada. Eso sí que no se preocupe nadie que pienso poner servicios mínimos, que digo que con lo mínimo me apaño. Además lo que si voy a tener es que reunirme con la patronal, sindicatos y gobierno pertinente para tratar sobre mi convenio, no me parece justo ganar 426 euros, tanto les costaría redondearlo a 430, ¿qué menos?. Eso sí hay algún que otro político que plantea que esta prestación está demás que es un engorda barrigas, estoy totalmente de acuerdo, sobre todo cuando uno oye en las noticias de televisión los sueldos que los pobres tienen, que hablan de cientos de miles de euros, menudo problema, ¿qué harían ellos con esos míseros 426 euros. Lo cierto es que ahora tenemos los parados de larga duración la gran suerte de tener el apoyo psicológico donde personas con mucha vocación y buenas intenciones intentan convencerte de que sigues siendo útil (eh Guillermo) y llevan razón útil podrías serlo, siempre y cuando tengas la oportunidad de demostrarlo, pero bueno hacen muy bien su papel, porque al final terminamos (sin título) un máster en economía, porque no hay que hacer números para llegar a fin de mes, unos expertos en relaciones matrimoniales, porque no hay que tener mano derecha e izquierda para sobrellevar las tensiones a las que se ve la pareja sometida, para que después digan que no tenemos suficiente preparación, pobres políticos, nos se si serían capaces de superar esta disyuntiva.
Bueno para terminar recurriré a una frase célebre: “trabajo luego existo”, o algo así no.
Por otro lado dicen también: “no hay mal que cien años dure”, esperemos que no porque no me veo en el paro con cien años, porque tengo cincuenta y un año y si, soy abuelo pero no viejo.

No hay comentarios: