Recent Posts

miércoles, 5 de enero de 2011

Día de Reyes

Durante toda la vida he intentado que el día de Reyes fuese un día especial, un día cargado de ilusión, que a fin de cuentas para mí es el mejor regalo que puede tener uno, cualquier regalo no pasa de ser una posesión material que si no va acompañada por la ilusión, por el deseo de ver la cara de los demás al recibirlo, no tiene el valor o la importancia que se merece. Esa idea es la que le hemos intentado transmitir a mis hijos desde siempre, haciéndoles a ellos participes de los juegos, escondites, engaños que acompañan a esta fecha, pero el caso es que siempre hemos disfrutado como niños, que a fin de cuentas es de lo que se trata. Creo que esta idea de festejas el día de Reyes se consigue cuando hace más ilusión el que vas a regalar a los demás que el pensar que te van a regalar a ti. Por desgracia el año pasado ni Trini ni yo teníamos el cuerpo ni la cabeza bien para desarrollar toda la parafernalia que acompaña a este día. Lo realmente sorprendente fue el comprobar que esa semilla que hemos ido plantando durante estos años atrás había germinado en buena tierra, y había dado sus frutos. Fuimos sorprendidos gratamente por nuestros mejores Reyes Magos, nuestros hijos, hicieron acopio de originalidad, muchas ganas, y sobre todo recurrieron a la ilusión, esa que por circunstancias nosotros no teníamos. Gracias a ellos pudimos pasar unas muy buenas navidades y no dejarnos caer en la desidia y en la tristeza. Muchas gracias hijos.

Un año después siguen con las mismas ganas pero este año además de Reyes Magos tenemos Papa Noel o paje de los Reyes o como se quiera decir, pero el caso es que tenemos con nosotros a nuestro nieto Iker, 

que vuelve a impulsar todas ese cúmulo de buenas sensaciones, de ilusiones y de ganas por vivir estos momentos. A mi personalmente se me dispara la imaginación, no solamente pensando en este año, sino en vivir con el todas las experiencias que le esperan para el año próximo y que deseo compartir una a una con el, la luces, los regalos, la cabalgata de Reyes y el jaleo, mucho jaleo que de eso se encargará su abuelo y estoy convencido que el resto de la familia.
Así que a disfrutar el momento que todos alguna vez fuimos niños y reyes y si lo haces con el corazón y compartes con los demás, es el mejor regalo que podemos recibir, así que sepáis que si habéis sido buenos probablemente en mi casa os hayan dejado una sonrisa, un gran abrazo, un buen puñado de ilusión y los mejores deseos para este año que esta empezando.

1 comentario:

TRINI ALTEA dijo...

Este año echo mucho de menos, las mentiras, los escondites, el bullicio de tú no puedes mirar en tal sitio, no puedes entrar a mí habitación, no puedes abrir tal armario.
Son los primeros reyes Paco y yo solos, no soy egoísta y sé que la vida prospera para todos y lo único que deseo es que Trini y Alejandro que son los primeros que tienen un hijo disfruten tanto como Paco y yo hemos disfrutado con ellos.
Qué estoy segura que ya lo están haciendo, y eso que Iker solo tiene dos meses.